Blog de la Biblioteca Municipal de Alange

Espacio dedicado a difundir la actividad de la biblioteca y foro de discusión sobre la cultura en general.

Greguerías

Posted by Biblioteca Alange en febrero 8, 2010

    

 

     El arroyo trae al valle las murmuraciones de las montañas.
     El calamar es el tintorero para los lutos de los peces.
     El sueño es un pequeño adelanto que nos hace la muerte para que nos sea más fácil pasar la vida.
     La jirafa es un caballo alargado por la curiosidad.
     Los ceros son los huevos de los que salieron las demás cifras.
     Venecia es el sitio en que navegan los violones.
     El camello lleva a cuestas el horizonte y su montañita.
     La media luna mete la noche entre paréntesis.
     Al cine hay que ir bien peinado, sobre todo por detrás.
     Si el ascensor no estuviese prendido a su cordón umbilical, se evadiría de casa.
    Las hojas que caen son participaciones que el otoño nos regala para su rifa.
    Los atriles están indignados por cómo los maltrata con la batuta el director de orquesta.

  

  Ramón Gómez de la Serna, autor de estas greguerías, decía que éstas no se buscan, no se fabrican, sino que tienden a surgir espontáneamente de la impresión momentánea que una cosa, un objeto, o lo que sea, produzca en nuestra imaginación. La impresión puede causar en nosotros una asociación puramente visual. Otras veces, es el sonido de una palabra el que nos sugiere una asociación de ideas o, simplemente, la observación común y cotidiana de los objetos que nos rodean.

   Ramón Gómez de la Serna

 

(Madrid, 1888-Buenos Aires, 1963) Escritor español. Licenciado en derecho por la Universidad de Oviedo, consagró su vida exclusivamente a la actividad literaria, en la que se mostró como un escritor fecundo y pionero de un tipo de literatura que, dentro de la más pura vanguardia, se erige como una construcción personal de gran originalidad.

Sus primeras obras muestran una actitud crítica e innovadora frente al panorama literario español, dominado por los noventayochistas, y coinciden con la dirección, asumida desde 1908, de la revista Prometeo, receptora y difusora de los primeros manifiestos vanguardistas en España, de los que fue su primer e incondicional defensor e impulsor. Animador indiscutible de la vida literaria madrileña, en 1914 creó una de las tertulias más frecuentadas y famosas con que ha contado Madrid, la del Café Pombo.

Su particular visión de la literatura, concebida dentro de los presupuestos del arte por el arte, sin ningún intento de reflexión ideológica, dio lugar a un género inventado por él, las greguerías, definidas por el propio autor como «metáfora más humor». Consisten en frases breves, de tipo aforístico, que no pretenden expresar ninguna máxima o verdad, sino que que retratan desde un ángulo insólito realidades cotidianas con ironía y humor, a base de expresiones ingeniosas, alteraciones de frases hechas o juegos conceptuales o fonéticos.

  
Anuncios

Una respuesta to “Greguerías”

  1. Biblioteca Alange said

    Animamos desde aquí a las personas que siguen nuestro blog, y ya son muchas, a presentarnos alguna greguería visual. Sabemos que hay gente que dibuja bien y sería perfecta para hacerlo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: